viernes, octubre 04, 2013

Cuadros de flores, un motivo lleno de color

En muchas ocasiones y a lo largo de la historia del arte, artistas de diferentes épocas en algún momento de sus vidas han sentido la necesidad o impulso de pintar cuadros de flores.
Quizás un ejemplo del porqué gusta tanto el arte impresionista sea porque las flores en muchas ocasiones son el centro de atención del cuadro. En ocasiones, estos artistas que solían pintar al aire libre debido al mal tiempo no podían salir de sus casas y ante la necesidad de pintar realizaban bodegones o bien cuadros de flores.

Aquí pongo dos ejemplos, el primero de Claude Monet y el segundo de Henri Fantin Latour que en mi opinión fué un gran maestro del arte floral. Desde luego para los impresionistas era inevitable que quisieran plasmar esto en sus cuadros ya que el colorido que hay en estos motivos llama la atención pos sí solo. El trato que cada artista le da al motivo pueden ser diferentes aunque al final siempre resalta como en el bodegón la belleza de lo efímero, el paso del tiempo.
Como todo hay personas que sienten predilección por las marinas y otras por los paisajes pero creo que cada género debe ser observadocon detenimiento y sobre todo no creo que sea bueno comparar artistas sino aislar los cuadros y verlos como piezas únicas.



Publicar un comentario