miércoles, diciembre 10, 2014

Dos cuadros al oleo recientes de estilo impresionista


Cuadro al oleo de la rosaleda del Retiro
Rosaleda del Retiro, Madrid, 61x45 cms, oleo sobre lienzo
Hoy no voy a hablar sobre nada en particular, sino sobre dos cuadros al oleo que acabo de terminar de dos paisajes que aunque muy diferentes tienen un estilo impresionista muy parecido. Se trata de dos obras que acabo de terminar y que me gustaría comentar aquí ya que a pesar de ser motivos muy diferentes tienen en común la pincelada y el estilo de llevarlos a cabo.

Mi pintura se mueve en un contexto de impresionismo algo moderado con gran cantidad de pinceladas muy finas y pequeñas que componen todo el cuadro. Como digo, este tipo de cuadros lleva gran cantidad de trabajo a pesar de que muchas veces parezca que se trata de cuadros realizados con facilidad o rapidez.

Cuadro al oleo de la playa de Somo
Playa de Somo, Cantabria, 45x27 cms, oleo sobre lienzo


El siguiente cuadro al oleo no tiene nada que ver con el primero, siendo una marina de la playa de Somo en Cantabria. Se trata de una escena de mañana en la que se puede apreciar a unas personas disfrutando de una mañana en la playa bajo un cielo despejado. Al igual que en el cuadro anterior y a pesar de pintarlo con una técnica impresionista en cuanto a pincelada se refiere muy similar al anterior sin embargo hay que tener en cuenta que la técnica impresionista se basa sobre todo en capturar la esencia del momento con fluidez y rapidez.

La luz domina estos dos cuadros y como en nuestra vida la condiciona a diario, en cada estación y en nuestros recuerdos.

lunes, noviembre 17, 2014

Impresionismo americano, exposición en el Museo Thyssen de Madrid

Hasta el mes de febrero en el Museo Thyssen de Madrid hay una exposición que reúne algunas de las obras maestras del impresionismo americano. Se trata de una oportunidad única para poder ver las obras de artistas tan reconocidos como Childe Hassan, Mary Cassatt o John Singer Sargent. Fue en Nueva York cuando el conocido marchante de arte impresionista francés Durand Ruel realiza la primera exposición y es cuando artistas americanos se ven atraídos por esta nueva tendencia en el mundo de la pintura y deciden iniciarse utilizando una técnica que recuerda mucho a la europea pero con paisajes y escenas de interior de los Estados Unidos.


Estados Unidos comienza a ser una gran potencia económica e industrial y piensan que porqué no van a poder tener también artistas de prestigio como en Francia y otros países europeos de modo que son muchos los artistas que se lanzan a la aventura de la pintura imitando el estilo europeo.
Es muy interesante ver cómo los artistas americanos que en su gran mayoría viajan a París o a ciudades o entornos rurales franceses adoptan el estilo que tienen los impresionistas en Francia para representar escenas de Estados Unidos adaptando los temas de su país a la nueva técnica imperante en el momento.

Dejo a continuación un vídeo que puede interesar relativo a la exposición.

viernes, octubre 17, 2014

Serie de cuadros al oleo de lslas Baleares del mismo formato

Cala Algaiarens, Menorca, oleo sobre lienzo, 60x30 cms
Recientemente he terminado un cuadro al óleo que completa la serie de cuadros sobre las Islas Baleares de un mismo formato y tamaño como con el que comienzo este artículo. Se trata de un paisaje de la Cala Algaiarens en Menorca. Estos oleos los he ido componiendo con el tiempo poco a poco y que ahora una vez reunidos una cantidad importante de cuadros los expongo aquí ya que como he dicho en otras ocasiones, tiene mucho sentido el ver la obra de un artista al completo.

Sóller, Mallorca, oleo sobre lienzo, 60x30 cms
El siguiente cuadro es una vista de Sóller en la lejanía. Una perspectiva en la que se aprecian algunos de los edificios más representativos de este bonito lugar bajo el perfil de la montaña que está detrás bajo las sombras de su perfil.

Santanyi, Mallorca, 60x30 cms, oleo sobre lienzo
Este cuadro es una escena rural del pueblo de Santanyi. Un cuadro en el que figura una escena del interior de Mallorca con algunas ovejas pastando en un prado. Como los anteriores, de pincelada vertical entre el cielo y la hierba con un fuerte aire impresionista.

Es Pontàs, Mallorca, oleo sobre lienzo, 60x30 cms
En este óleo el protagonista de la composición principal es un puente de piedra natural que se ha ido realizando con el paso del tiempo también de estilo impresionista como muchos de los cuadros de este formato y tema y en general como gran parte de mi obra ya que la preocupación por captar el momento y el color de ese paisaje en concreto.

Cala Figuera, 60x30 cms, oleo sobre lienzo
Por último esta escena de pequeñas embarcaciones conocidas como llaüts en los que la gente hoy día casi únicamente se utilizan como embarcaciones de recreo pero que hace un tiempo se utilizaron para pescar.
Espero que os haya gustado este pequeña serie de cuadros al óleo de este tema.

viernes, octubre 10, 2014

El proceso creativo de dos cuadros al oleo

Cuadros al oleo de flores en proceso de ser pintados
Dos cuadros en proceso de elaboración en el estudio de pintura.
Pintados en oleo sobre lienzo 80x80 cms cada uno.
Recientemente he recibido varios mensajes preguntándome sobre el proceso que llevo a cabo en alguno de mis cuadros. Es complicado explicar con texto pero con la ayuda de algunas imágenes podría ser posible.
El arte de alguna manera se parece a la cocina a la que considero un arte también y es que en igualdad de ingredientes no significa que el plato que preparamos sea igual hecho por cada chef.

Esto que digo en pintura existe también al igual que con la música, cada artista le aporta "su arte" su toque personal que hace que algunos colores funcionen de un modo o de otro o que las pinceladas tengan ese toque tan característico de cada artista.

En la primera imagen muestro un rincón de mi estudio de pintura en el que se pueden apreciar dos de las obras en proceso de creación. Como se puede apreciar trabajo de muy diluido a más consistente y de oscuro a claro ya que como he comentado aquí en otras ocasiones es el modo más lógico de trabajar con óleos a diferencia de la acuarela que se trabaja de claro a oscuro.

El cuadro de tonos verdes es una escena de primavera y está relleno en su totalidad pero en la primera fase como estaba diciendo y el segundo que se trata de una escena de otoño lo he dejado así para que se vea bien las zonas más diluidas casi chorreando por el lienzo. Los dos en este punto están en su primera fase.
Hay muchos modos de trabajar con oleos y a mi me gusta hacerlo de este modo, es un proceso algo largo y lento al menos en lo que a mi estilo se refiere me gusta detallar bien todas las zonas sobre todo cuando se trata de cuadros de un tamaño considerable como estos de 80x80 cms cada uno.
Segunda fase de la realización de estos dos cuadros
Segunda fase del proceso de los cuadros
En la segunda imagen se puede apreciar si se pulsa sobre ella y se amplía que la pintura tiene más detalle y es más consistente. Ya he rellenado todo el lienzo y he elevado los tonos con colores más claros y luminosos. Todo el conjunto engloba más consistencia en la construcción pero esto no hubiera sido posible sin un estudio previo como he contado en ocasiones anteriores ya que ayuda mucho a la hora de realizar una composición que tenga armonía ya que es la base del futuro cuadro. De modo que es bueno realizar un dibujo bien construido.

Cuando hablo de dibujo quiero decir que con el mismo pincel se realice con unos trazos la construcción de todos los elementos del cuadro que también se puede realizar con una barra de carboncillo y posteriormente dibujar encima, de este modo veremos como el cuadro cobra consistencia y hace que el conjunto sea más completo.
Tercera fase de los cuadros

En esta tercera imagen que añado se puede apreciar cómo los cuadros van tomando más forma y en este caso los pinceles que utilizo son más pequeños para detallar algunas zonas una vez cubiertas la mayor parte de la superficie de las telas.
En este paso las pinceladas de detalles son más pronunciadas y se incide mucho más en el detalle que en otra cosa. Se puede decir que se comienzo a trabajar por espacios de color en diferentes áreas y todo el cuadro a la vez y más adelante se va añadiendo más detalle a todo.

Cuarta sesión del desarrollo de los cuadros
En la siguiente etapa se puede afirmar que la pincelada es mucho más empastada añadiendo mucha más luz al cuadro con pequeñas y cargadas pinceladas yuxtapuestas unas sobre otras dejando visto el fondo que cubrimos anteriormente con una fina capa de color de este modo los cuadros tienen un aspecto impresionista.
Los dos cuadros terminados de los dos paisajes de primavera y otoño

Para terminar muestro la obra terminada. A la izquierda el cuadro de primavera y a la derecha el cuadro de otoño totalmente terminados. Este es el resultado del proceso descrito y que espero que pueda ayudar a todos los que me lo habéis pedido aunque como siempre suelo decir no hay un modo de trabajar descrito y cada artista lo hace de un modo para lograr el objetivo que desea. Hay unas pautas generales sobre el tratamiento del color y demás temas técnicos pero luego cada uno debe encontrar el modo de hacerlo para conseguir lo que quiere.


domingo, septiembre 21, 2014

El cuaderno de apuntes, una herramienta muy útil para nuestros posteriores cuadros

Hoy quiero mostraros un poco mi cuaderno de apuntes y esbozos en el que a menudo realizo pequeños dibujos rápidos en el que plasmo rápidamente una idea un inicio de un cuadro que posiblemente más adelante se convertirá en un cuadro de mayor formato pero ¿es realmente necesario este tipo de cuadernos?
Aspecto exterior del libro de apuntes

Se que al principio es muy tentador comenzar directamente a pintar y lo que uno desea siempre es ponerse frente al lienzo para trabajar con el color pero si tenemos un poco de paciencia y realizamos antes este tipo de estudios veremos la utilidad y los progresos que tenemos en poco tiempo y aparte lo bonito que es ver cómo un cuadro crece desde cero.

Uno de los estudios realizados en acuarela
El primer estudio que presento encima de estas líneas es un apunte en acuarela de un paisaje con un cielo bastante nublado. Un paisaje con un punto del horizonte muy bajo y una gran superficie ocupada por el cielo que llena casi toda la hoja. Posteriormente realicé un cuadro en acuarela partiendo de esta pequeña nota que muestro a continuación. No se trata de compararlos pero si de ver la evolución. Las pequeñas manchas violetas en la hierba y los árboles haciendo perfil con el horizonte.
Acuarela de un paisaje de flores, resultado del apunte anterior.
En el siguiente cuadro bajo estas líneas vemos una composición vertical de otra vista de una calle que posteriormente pintaría en óleo. El paisaje tiene como elemento principal la montaña del fondo. Se trata de un trabajo de estudio rápido para tener una idea de los colores de la zona y de la composición del lugar con algunos trazos.
Esbozo en acuarela

Y bajo estas líneas está el cuadro final. Se trata de un cuadro al óleo de pequeñas dimensiones en el que retrato el paisaje del que hablaba arriba. Si se compara con el estudio preliminar realizado en el cuaderno de esbozos se puede apreciar la evolución del mismo pero cómo mantiene la idea principal. Incluso de este pequeño cuadro pintado sobre panel es posible que más adelante realice uno mayor sobre tela y bastidor, quién sabe, esto es algo que el mismo cuadro pasado un tiempo y al verlo pedirá que se haga.

Cuadro al óleo realizado en base al estudio anterior
Este es el ejemplo que quería mostraros en base a algunos ejemplos de pequeños dibujos o acuarelas realizados recientemente y su posterior realización del cuadro final. Es muy útil como decía antes el poder llevar siempre este tipo de cuadernos acompañado de un pequeño estuche de acuarelas para pintar lo que vemos en ese momento y de este modo acompañar y ver el proceso creativo.



jueves, septiembre 11, 2014

La luz en dos cuadros al oleo de temas de marina y paisaje, la experiencia vivida

Hoy voy a comentar dos de los últimos trabajos realizados recientemente. Se trata de dos cuadros al oleo de distinto formato y tema pero que tienen algo en común, un hilo conductor que se aprecia a lo largo de toda mi pintura que es la luz. El interés que siempre he mostrado por la luz que condiciona nuestra vida y en mi caso también mi trabajo ya que me interesa mucho los momentos de luz especiales que se pueden apreciar en distintos paisajes de muy distintos lugares. Es realmente emocionante enfrentarse a tal reto con el lienzo en blanco ante nosotros, es entonces cuando multitud de sensaciones se nos vienen encima de repente y sobre todo preguntas como: "¿seré capaz de pintarlo?" pero en la mayoría de los casos las dudas se aclaran remangándose y poniéndonos manos a la obra. A veces es complicado y unas veces cuenta más que otras pero al final se logra siempre. Hay algo que me gustaría comentar y es no conformarnos con cualquier cosa y ser algo ambiciosos en el resultado porque no se bueno acabar el día con esa pequeña cosa que pudimos realizar y no la hicimos de modo que hay que procurar que el cuadro esté al menos a nuestro gusto porque que le guste al que lo vea es otra historia

Cuadro al oleo de unos árboles
Cuadro al oleo de un paisaje de la Fuente del Cura en Miraflores de la Sierra, Madrid.
Como decía tenemos ante nosotros dos cuadros de distinto formato, tamaño y tema pero con el elemento común de la luz. En ambos los momentos del día elegidos son muy particulares. En el primer cuadro de los árboles es un momento en el mediodía con un cielo algo blanco que hace algo de contraluz en las ramas y hojas. La luz se cuela entre las ramas sobre todo por la parte derecha superior. Estas ramas están delante de los chopos alargados y la luz es más fuerte por ahí de modo que las ramas des estos robles casi se acercan al negro con una oscuridad bastante atenuada.

Cuadro al oleo dela playa de los Locos en Suances, Cantabria.
La siguiente pintura es un cuadro que dista mucho del anterior en cuanto a tamaño y formato. Recoge un momento único. Se trata de una marina de la zona de los acantilados de Suances en Cantabria junto a la playa de los Locos, muy conocida. En ella una luz de tarde se cuela entre las nubes e ilumina el mar creando una multitud de brillos en el agua. Un momento único también con el contraluz como hilo conductor del cuadro algo similar en iluminación en cuanto al anterior pero ¿que hay de lo que sentimos cuando vemos estos cuadros? la magia de la luz nos transporta a momentos vividos en ciertos lugares que nos traen recuerdos que pertenecen a nuestra vida. De alguna manera la pintura trata de recoger esos momentos e inmortalizarlos ya que son parte de nuestro patrimonio, parte de todos nosotros y es bonito volver a viajar a aquel lugar por un momento a través de la pintura.
Feliz viaje.

martes, agosto 19, 2014

Dos cuadros de Asturias con distintos ambientes

Cuadro al óleo de la playa de San Lorenzo, Gijón, 50x23 cms, oleo sobre panel
Hoy voy a presentar un par de cuadros que he realizado recientemente y que tiene mucho sentido el verlos juntos al tener el mismo tamaño y representar ambos playas de Asturias. Aunque la diferencia estriba en lo que ambos cuadros nos aportan o nos inspiran ya que en ambos el hilo conductor es el mar pero es muy diferente la forma de representarlos en ambos cuadros. El primer cuadro se puede apreciar una escena de verano en la playa de San Lorenzo en Gijón en el que el color en general es el elemento que más predomina en este paisaje. Se pueden ver las casetas de colores a rayas que aportan mucho colorido a la escena que irradia optimismo en un día de verano en esta famosa playa. El azul intenso del mar y el cielo también azul pero de un tono más claro delimitan este cuadro de intenso estilo impresionista con unas pinceladas pequeñas pero con varias capas de pintura.

Cuadro al óleo de la playa de Peñarronda, 50x23 cms, oleo sobre panel
En el sentido opuesto tenemos el siguiente cuadro que nos invita quizás a relajarnos contemplando esta escena de atardecer en otra playa muy diferente de Asturias cercana a la localidad de Castropol en el límite con la provincia de Lugo, se trata de la playa de Peñarronda y que he pintado también con día despejado y claro de verano pero en los últimos momentos del día.
El hilo conductor y elemento común en ambos cuadros es el mar y Asturias pero hay dos modos de representarlo muy diferentes y quizás aquí resida todo su atractivo. Mientras en el primero hay mucho movimiento en el segundo se siente la quietud de las últimas luces de un día que se va.

Ambos cuadros tienen las misma dimensión de 50x23 cms y están pintados sobre paneles tratados para pintura al oleo.