domingo, marzo 12, 2017

Últimos paisajes pintados al oleo

El contraste y la gama de colores totalmente distinta entre estos dos cuadros que acabo de terminar es evidente aunque la técnica es similar.



Paisaje al oleo de la Sierra de Guadarrama
A veces hay cuadros que poseen la misma composición pero están realizados en colores y tonos distintos como es el caso de estos dos paisajes que presento y que he pintado recientemente.

Ambos cuadros tienen una línea del horizonte muy alta dejando la mayor cantidad de espacio al paisaje con un punto de vista hacia el paisaje o la zona de la tierra. 


En el caso del primer cuadro se trata de un paisaje de la Sierra de Guadarrama en el que he pintado desde una pradera una vista de toda la sierra con nieve aún en sus cumbres.


Realizado con una técnica que se acerca bastante al Impresionismo tiene una pincelada muy pequeña y unida entre si. 

Una pincelada que puede recordar a los cuadros de Willard Leroy Metcalf y otros cuadros de artistas impresionistas norteamericanos.

Pero si fijamos nuestra mirada en las montañas azuladas se nos viene a la mente los cuadros de Aureliano de Beruete y la serie de cuadros que hizo sobre la Sierra de Guadarrama. 
Y es que como en otras ocasiones he dicho un artista se apodera poco a poco de ciertas cosas de la pintura de otros artistas y de este modo se han creado las distintas influencias y las distintas corrientes artísticas.
Paisaje al oleo de la Rioja
Pero aún así no hay que perderse por caminos que no llevan a ninguna parte y no dejar que ciertas influencias acaparen nuestro trabajo y crear siempre algo nuestro. 

Las influencias están bien pero luego cada uno debe realizar y tener con el tiempo su propio estilo o modo de pintar.
El siguiente paisaje que presento es un cuadro de un paisaje de un viñedo en la Rioja en los alrededores de San Vicente de la Sonsierra. 


El pueblo queda en la lejanía y sobre la colina descansa el castillo y a sus pies el pueblo de pequeñas casas blancas y de color ocre que el sol ilumina.

El rojo y naranja del viñedo controla el color de la composición pero aquí el color verde claro con algo de amarillo en la mitad del cuadro también es importante ya que junto con el azul crea una combinación que aporta armonía al conjunto.


Resumiendo, dos cuadros que no tienen mucho que ver en cuanto a color se refiere pero si en cuanto a composición y que merece la pena ver a la vez ya que se complementan muy bien.