viernes, enero 27, 2017

Paisajes de invierno en dos cuadros al oleo

Dos cuadros al oleo realizados recientemente de dos paisajes de invierno de dos lugares distintos.

La luz del invierno protagonista de estos dos cuadros al oleo.

Uno de los aspectos que más me ha gustado pintar y representar en los cuadros que presento a continuación ha sido la luz y sus sombras.

 La luz del invierno es realmente bonita y como la gran mayoría de mi pintura me gusta retratar los diferentes cambios de luz que hay a lo largo de las distintas estaciones.

 En el primer cuadro se puede ver una gran montaña que se alza completa de nieve. Se trata de la montaña perteneciente a la Sierra de Guadarrama conocida como La Maliciosa.

 Las formas de su perfil dejan sombras de color azul oscuro sobre la nieve. Los colores naranjas de la parte inferior del cuadro y de la falda de la montaña contrastan con el brillante color blanco intenso de la nieve de la parte superior. 

Sombras y luces una vez más se ponen a trabajar de la mano en el paisaje. La luz del invierno que es tan peculiar y llena los motivos de atractivo para pintar. 

Cuadro al oleo de un paisaje de la Sierra de Guadarrama
En el siguiente cuadro al oleo también otro paisaje nevado pero con otra composición muy distinta. Se trata de un camino. Un camino que traza la composición del cuadro y nos invita a pasear sobre el hacia algún lugar desconocido. 

Las sombras trazan el camino de un lado a otro ofreciendo a lo largo del camino blanco nevado un  punto de fuga y una perspectiva en torno a el.
 
Los colores ocres, y verdes de color pardo una vez más contrastan con el intenso blanco. 

Los azules claros del cielo y las sombras de los árboles componen este cuadro de un tamaño superior al anterior de 61x46 cms de un paisaje de los alrededores de Guadalajara en la comarca de La Alcarria que es conocida por tener unos paisajes realmente bonitos.

Esta provincia tiene unos paisajes muy bonitos que merece la pena visitar y en mi casi pintar. 

Ambos cuadros están pintados con una luz similar diurna que pone de manifiesto la belleza de cualquier paisaje ya que en realidad todos los paisajes se pueden pintar y una vez pintados hay pocos que no gusten. 
En mi opinión es mejor buscar motivos discretos sin muchas pretensiones sólo la idea de capturar un momento de luz y los colores que en ese instante se perciben. En realidad todos los lugares son bonitos, sólo se trata de aprender a mirar.

Cuadro al oleo de un paisaje de Guadalajara

Publicar un comentario