lunes, febrero 29, 2016

Artista. El trabajo más solitario. Frente al lienzo

Esta es una de las reflexiones a las que se llega cuando te dedicas al trabajo de artista, a pintar.

Un trabajo complicado que no siempre deja el resultado y las satisfacciones esperadas aunque si en muchas ocasiones.

Un colega de trabajo, también artista suele comentarme que el trabajo de artista en este caso pintor es muy duro, si cabe uno de los más duros y solitarios trabajos que existen. El artista se enfrenta diariamente al lienzo a algo complejo que requiere concentración y perseverancia.
El artista Willard Leroy Metcalf pintando en la nieve
El artista Willard Leroy Metcalf pintando en la nieve


Hablaré de pintura ya que es lo que conozco por ser mi profesión pero igualmente se podría trasladar a otra disciplina artística. Es un error pensar que la pintura relaja como a menudo escucho. Es posible que sea así para la persona que lo toma como un pasatiempo, como algo diferente que hacer después del trabajo pero si te dedicas a esto de manera profesional es muy complicado y sólo ves lo complejo que es con el paso de los años. 

Esto por otro lado no quiere decir que no me guste lo que realizo al contrario pero implica multitud de decisiones a tomar y caminos por el que seguir. Me explico:

Cuando se comienza a pintar la mayor parte por pasatiempo los motivos que se eligen son diversos y pintamos todo lo que se cruza en nuestro camino pero esto con el tiempo si nos dedicamos realmente a este oficio veremos que es un error y que lo que mueve todo es una idea o un motivo a pintar, un tipo de paisaje o marina, un tipo de retratar figuras o lo que también podría llamarse un estilo propio que caracterice nuestra pintura y esto es lo complicado de la pintura ya que podemos pasarnos media vida pintando y no encontrarlo por eso es importante reflexionar en este aspecto y conseguir tener un camino por el que seguir, un tema, un motivo o como queramos llamarlo pero algo que nos guste de verdad sobre lo que queramos trabajar y a partir de ahí todo se definirá y la pintura nos indicará el camino a seguir.
  El artista Camille Pissarro transportando su caballete para pintar al aire libre
El artista Camille Pissarro transportando su caballete para pintar al aire libre

Es un trabajo como decía al principio que se puede vincular con el trabajo de investigación de cualquier científico, de insistencia y perseverancia buscando algo que no siempre es fácil de encontrar y vernos en mitad del desierto en muchas ocasiones sin saber el camino a seguir.

Lo que es cierto de todos modos es que hagamos lo que hagamos debemos estar contentos con nuestro trabajo y no importarnos lo que pueda decir nadie sino continuar e insistir en el motivo de nuestra obra ya que habrá personas a las que les guste y muchas otras no pero lo cierto es que es a nosotros a los que nos tiene que gustar el trabajo realizado y creer en lo que hacemos.

En definitiva se trata de un trabajo bastante solitario, frente a frente con el lienzo desentrañando algo que queremos mostrar.


Publicar un comentario