lunes, diciembre 21, 2015

Pintar bien y pintar mal

A veces juzgamos demasiado rápido los cuadros de cualquier artista que no se adapta a nuestro concepto de lo que debe ser una obra de arte.

Pero ¿qué es pintar bien? ¿cuando un cuadro es bueno?

A veces me pregunto todo esto cuando estoy frente a uno de mis cuadros . Es complicado dar respuesta a esto ya que hay muchas zonas grises y no es todo blanco o negro.

Cuadro al óleo de Edouard Vuillard
A veces escucho la frase: " tal artista o tal otro pinta muy bien" o " pues aquel pintor pinta muy mal" y he de reconocer que me fascina lo claro que lo tienen muchas personas en cuanto a arte se refiere ya que siempre me ha costado mucho decidir o tener un juicio sobre este tema.

Casi todos los artistas en sus comienzos suelen dar bandazos, no se deciden por el tema a pintar y se sienten atraídos por muchos motivos, ven que todo se puede representar, que todo se puede plasmar en el lienzo que es verdad y es una realidad pero pasado un tiempo el que decide continuar su carrera artística podrá comprobar lo complicado que es todo en apariencia sencillo ya que lo difícil es encontrar la idea, el tema sobre el que trabajar durante tiempo, a veces semanas, a veces meses, a veces años. Conseguir la idea sobre la que trabajar es complicado, a veces viene por si sola y a veces algo nos aporta la idea. Puede ser en el medio figurativo o en el medio abstracto.

Digo esto porque la idea y el conocimiento de la obra de otros artistas tanto actuales como de épocas pasadas nos aportarán una visión más amplia de lo que es al pintura, de entender el motivo en el que trabajaron otros artistas y nos ayudará a comprender y encontrar el nuestro.

Al principio casi siempre tenemos algunas predilecciones por algunos artistas y de manera errónea solemos desechar a los otros pero todo se basa en el conocimiento. La mayor parte de las veces no nos gusta porque no lo conocemos. Si acudimos a una exposición de un artista y nos empapamos bien de todo su trabajo y lo comprendemos o nos lo explican suele pasar que nuestro concepto cambia, puede que nos siga sin gustar por muchos motivos algunos incluso irracionales, simplemente no nos gusta pero por lo menos tendremos una visión y un conocimiento del mismo y esto hará inevitablemente que lo veamos de otro modo.
Camille Pissarro, oleo sobre lienzo


Por eso también animo a visitar las exposiciones que se hagan en museos o galerías de arte ya que hará que nuestro concepto respecto a algún artistas del que tenemos dudas cambie,

Recuerdo que hace años no me acababan de convencer los artistas impresionistas, sobre todo los franceses, pensaba que estaban sobrevalorados y me inclinaba más por otro tipo de pintura en la que la línea y el dibujo estaba más presente y no pintaban con el color. Pues bien, al cabo de los años mi pintura se ha ido transformando y he ido adoptando esas influencias en mi pintura. Recuerdo que no me acababa de convencer ni Pissarro ni Monet pero me negué a conformarme con mi opinión y decidí conocer a través de muchos medios, libros, epistolarios, visitas a exposiciones, vídeos etc...cambiando mi opinión con el tiempo. Esto me ha sucedido con el grupo Nabis también, ahora me parece una maravilla contemplar esa pintura.

De modo que al final he llegado a la conclusión que me gustan todos y todas las épocas, de cada artista, de cada movimiento pictórico se puede sacar una lectura positiva y enriquecedora. No es fácil decir que es pintar bien y mal, creo que es muy complicado y no creo que existan esos términos en arte.


Publicar un comentario