viernes, octubre 02, 2015

Escenas de niños. Dos cuadros al óleo

Dos cuadros al óleo de motivos similares pero en diferentes lugares

Durmiendo, oleo sobre lienzo
Pintar cuadros en los que los protagonistas principales son niños es algo que siempre me ha gustado hacer. Recientemente debido a un encargo y por otro lado a modo personal he realizado dos cuadros de escenas en las que los niños son protagonistas.

Son dos cuadros con escenas muy diferentes pero tienen en común la intimidad del momento a pesar de que los lugares y el entorno sea muy distinto. El primero es un niño durmiendo al amanecer. Se trata de mi hijo pequeño que una buena mañana de verano tuve oportunidad de ver mientras dormía de modo accidental al pasar por su habitación. Me quedé observando y pensé que en la escena había un cuadro, pensé que era perfecto tanto por la postura que tenía en ese momento como por al luz, de modo que realicé unas cuantas fotografías y decidí pintar el cuadro sólo sacando una pequeña parte del cuerpo y la cabeza con el cabecero de la cama.

Me gustaba el gesto de placidez y tranquilidad, el modo que duermen los niños no es comparable a cómo lo hacen los adultos. Me pareció un momento precioso que debía pintar. Un momento íntimo que quizás incrementa su intimidad al plasmarlo sobre el lienzo ya que lo extraemos de ese momento para observar sólo de un modo muy preciso un instante. Un cuadro que contiene una gran influencia de la pintura impresionista como en casi toda mi obra tanto en el motivo como en la técnica.

En la playa, oleo sobre lienzo
Por otra parte en el siguiente cuadro se puede ver una escena de playa. Diferente al anterior pero también se trata de un momento muy particular y íntimo aunque estén en un entorno abierto ya que los tres niños del cuadro observan cómo cae el agua en el cubo ajenos a quienes les observan.

Cómo fondo el mar con dos personas en el agua que apenas se ven a la izquierda y alguna vela en el horizonte, un mar de tonos azules y verdes que dejan ver que se trata del Mediterráneo.
Un momento de verano en una mañana en la que tres niños juegan bajo un sol que hace que se generen sombras por todos lados y esto hace que al luz también nos hable y muestre una escena que a menudo hemos vivido. 

Publicar un comentario