lunes, septiembre 07, 2015

Del pequeño al gran formato en dos cuadros al oleo de igual tema


Paisaje al óleo de pequeño formato de un paisaje del mismo paisaje de primavera
 A veces he comentado que un cuadro de pequeño formato se convierte en uno mayor y viceversa. Casi siempre suele suceder del pequeño al grande, por este orden y no al contrario. En este caso presento un paisaje que hice hace un tiempo de un tema de flores en primavera. Se trataba de un pequeño lienzo en el que reflejaba un paisaje en primavera con gran cantidad de flores en un momento determinado del día y con algunas nubes de tormenta a la derecha del cielo.

Más adelante el cuadro se ha convertido en un formato mayor. Con una distribución de los elementos de un modo muy diferente. El primer cuadro es casi un estudio con una pincelada muy suelta sin definir demasiado, solo añadiendo los colores clave en cada lugar, tiene un tamaño más panorámico y los colores son algo más azulados, las nubes lo diferencia del anterior. Las nubes de la parte derecha avanzan y indican en el cuadro que es posible que cubran todo el cielo y que haya una tormenta típica de la estación de primavera.

Cuadro al oleo de gran formato de un paisaje de primavera
En la versión más grande y actual del paisaje, el cielo está despejado y el punto de vista del cuadro en general es más cercano, es decir, nos situamos dentro del paisaje en una posición más avanzada hacia los árboles que en el anterior oleo aparecían más lejanos y podemos apreciar más los detalles de la colina que está ante nosotros pudiendo ver detalles que en el anterior paisaje solo intuíamos.

En general todo está más detallado, los árboles del fondo, las flores que están ante nosotros y lo que cambia prácticamente todo es la luz ya que el cielo está despejado y esto hace que la iluminación del campo y en general de todo el cuadro sea distinta.

El cuadro posee una pincelada muy impresionista en general, corta y punteada, mezclando colores y tonos en todo el cuadro.

Este es otro ejemplo de cómo un cuadro de pequeño tamaño se puede convertir en un formato más grande. Siempre es muy tentador realizar cuadros de tamaño grande pero los de tamaño pequeño ayudan mucho a tener un visión muy amplia y a un estudio del paisaje que posteriormente con mayor detalle en todos los aspectos se puede llevar a cabo.