martes, junio 30, 2015

Crónica de unos días pintando al aire libre



Rubén de Luis pintando una acuarela
Un momento en la playa pintando con mi hijo

Hace unos días he regresado de pasar unos días de vacaciones con mis hijos en Peñíscola, lugar al que solemos ir a menudo en verano. Me he llevado como suelo hacer un pequeño cuaderno de acuarelas y algunos pinceles y un estuche de colores para poder realizar algunos apuntes en algunos ratos libres. Es complicado encontrar el tiempo cuando se viaja con tus hijos ya que siempre la prioridad son ellos pero a veces entre juego y juego saco los pinceles y me pongo a pintar alguna acuarela. Es una experiencia muy bonita, siempre lo es el poder compartir estos momentos con ellos y poder saciar su curiosidad contestando a sus preguntas, algunas he de decir que difíciles de explicar.

Materiales de pintura con acuarelas
Estuche de acuarelas, pinceles y papel

Suelo utilizar colores Winsor and Newton y papel de la misma marca o a veces Saunders Waterford que ofrecen una muy buena calidad. Más allá de las cosas técnicas lo interesante es poder representar en el momento el lugar o la escena que tenemos ante nosotros.


Cuadro en acuarela de Peñíscola
Un apunte en acuarela del castillo de Peñíscola
La meta o el objetivo en cada una de estas sesiones no es realizar una copia exacta de lo que estamos viendo en ese momento sino más bien el poder disfrutar del entorno y el realizar una aproximación o estudio de color de lo que estamos viendo.

Rubén de Luis pintando un cuadro
Pintando en la playa

Otra de las cosas curiosas cuando se pinta al aire libre es el contacto con las personas. En mi caso estaba con mis hijos y mantuve una charla saciando su curiosidad y contestando infinidad de preguntas. También se acercan muchos curiosos que pasan por allí para comentar o cruzar algunas palabras. Esto es algo que me gusta y me ayuda a mantener la concentración en lo que estoy haciendo a pesar que pueda parecer lo contrario ya que ayuda a relajarnos y la pintura siempre sale mucho mejor.


Comenzando un cuadro en acuarela
Comenzando una marina en acuarela
Otra de las cosas a tener en cuenta cuando se pinta al aire libre es localizar lo que queremos pintar y realizar la composición que queremos y no salirnos de ella. Para eso hay varios trucos que se pueden utilizar, por ejemplo un trozo cuadrado de plástico con un hueco en el medio cuadrado también nos ayuda a encuadrar la composición y buscar lo que queremos ya que con nuestra vista abarcaremos mucho campo y no sabremos bien los límites de ancho por alto por eso al principio conviene llevar este tipo de herramienta que podremos fabricar nosotros mismos en casa. Más adelante la práctica nos hará ver rápidamente la composición que queremos y enmarcaremos en nuestra mente los límites por los cuatro lados.

Marina en acuarela terminada

Marina en acuarela terminada de pequeño formato






lunes, junio 08, 2015

Dos marinas en acuarela de pequeño formato

Acuarela de un atardecer en el mar
Una de los temas que de vez en cuando me gusta mucho pintar son las marinas y me gusta hacerlo en un formato pequeño como el que presento a continuación. Este tipo de tamaños siempre son un reto ya que se concentran todos los detalles en un espacio de papel muy pequeño y en ese espacio hay que representar todo lo que se ve y aparte iluminarlo fielmente.

Acuarela de una marina de Galicia
Desde luego hablo desde la perspectiva de un artista que fundamentalmente es paisajista como lo soy yo y le gusta representar todos los cambios que la naturaleza nos ofrece a todos los niveles de color, de luz y de formas.

Marina al atardecer con marco
Lo que muestro a continuación son las acuarelas enmarcadas ya que estoy realizando una serie de acuarelas de pequeño formato de un tamaño de una postal aproximadamente y que luego enmarco con molduras en oro y plata. Este tipo de pinturas y en general la mayoría de las acuarelas merece la pena verlas enmarcadas ya que cambian mucho.

Marina de Galicia enmarcada