jueves, junio 19, 2014

¿Te sientes insatisfecho con tus cuadros?

Retrato de Caballero, Velázquez
Retrato de Caballero, Velázquez (fragmento)
Un compañero de profesión norteamericano comentaba en su blog hace poco que a veces muchos artistas y el mismo sienten que no avanzan con sus cuadros y que todo se le viene abajo en un determinado momento y  le cuesta bastante sobreponerse para continuar pintando. Esto me ha parecido una buena idea para trasladarlo a este blog y profundizar sobre ello.

 Y es que es muy diferente pintar por afición a dedicarte a esto de lleno ya que como en varias ocasiones he dicho se necesita creer en lo que uno está realizando ya que no es un trabajo como otro cualquiera. A menudo se tiene una idea equivocada de lo que es el día a día de un artista, puede ser de la disciplina que sea y por tópicos que se dan por sentado provenientes de la televisión o los medios se tiene un concepto algo equivocado del artista viendo en ocasiones a una persona rara, encerrada en si misma con muchos problemas psíquicos etc.....la mayoría de las veces nada más lejos de la realidad.

El trabajo de un pintor, es bastante duro ya que como decía antes cuando viene la falta de motivación por la causa que sea, bien porque no progresamos y estamos estancados o por problemas externos la cosa se complica. Picasso decía que el artista es la persona que más decisiones toma por minuto y no me cabe duda de que estaba en lo cierto ya que aparte de la disciplina hay que ser muy constante pase lo que pase.

Habría que diferenciar dos puntos:
-La persona que se siente desmotivada en su carrera porque se siente estancado o perdido llevando tras de si varios años de carrera artística.
-La persona que se siente desmotivada porque carece de experiencia y encuentra carencias en su técnica y acaba de comenzar en la pintura.

Voy a empezar por el segundo. La técnica se aprende, todo el mundo sabe pintar, es cuestión de tiempo. La pintura es un 1% de inspiración y un 99% de transpiración como se suele decir, de modo que no hay que desanimarse y continuar trabajando mucho, sin parar, sin prisa pero sin pausa y veremos como poco a poco vamos mejorando y encontrando el camino donde queremos ir a parar. La pintura no es un  trabajo de resultados a largo plazo sino más bien lo contrario y hay que ser como un corredor de maratón, con un ritmo lento pero sin parar. Es importante leer mucho, ver exposiciones, conocer a otros artistas de los distintos periodos del arte. Hay vídeos por todo internet muy divulgativos sobre arte y su técnica que nos pueden hacer mejorar y pueden ser bastante útiles pero lo imprescindible como digo es trabajar mucho y pronto veremos como prosperamos y esto nos aportará una buena dosis de optimismo.

La persona que a lo largo de los años está desarrollando un trabajo y de repente se paraliza sin saber porqué, siente que su trabajo está estancado o que no le gusta lo que hace. En la mayoría de los casos lo que esta persona necesita es alimentarse de arte y ver otros trabajos de otras personas.

A esa persona yo le aconsejaría que lo dejara todo por un breve espacio de tiempo y que vea a otros artistas que son afines a su estilo y que siempre le han gustado, que los estudie bien y que saque ideas. Otra idea es dejar la pintura por un momento y centrarnos en el dibujo, en realizar estudios sobre papel muy rápidos para desatascar todo y que vuelvan a fluir el entusiasmo que siempre hemos tenido por la pintura.

Otra opción es poder realizar un motivo que nunca hayamos tocado, por ejemplo si somos paisajistas pues hacer un retrato. Y si conoces a otros artistas y se tiene la suficiente confianza con ellos es bueno compartir esto y que nos den su punto de vista.

Poniendo en práctica estos consejos seguro que vuelves a retomar tu camino. No olvides que esto le ha sucedido a otros artistas a lo largo de toda la historia del arte, ¡ánimo!.
Publicar un comentario