viernes, marzo 07, 2014

La pintura de Henri Martin

Como a la mayoría de los padres a los de Henri Martin tampoco les gustaba la idea de que su hijo fuera pintor dado el incierto futuro que podría suponer este oficio sobre todo en el siglo XIX pero dado que el joven Henri tenía aptitudes para el arte su padre a regañadientes no tuvo más remedio que finalmente claudicar ya que la vocación de este gran artista era ya imparable de modo que ingresó en la Escuela de Bellas Artes de Tolouse. Recibe en esta Escuela premios y medallas en diferentes exposiciones así como le realizan diferentes encargos pero es a comienzos de sglo XX cuando Henri Martin cambia totalmente el modo de pintar y de una pintura con tintes etéreos y una técnica más "tradicional" pasa a pintar con el color, es decir olvida un poco la línea y se centra en el color convirtiéndose en una gran figura del neo-impresionismo o del post-impresionismo a veces muy cercano al puntillismo en muchos de sus cuadros. Pero lo que llama la atención de este gran artista es el detalle en cada uno de sus cuadros y la utilización del color así como la pincelada pequeña y moteada una junto a otra creando una forma y consistencia general en todos los cuadros. Las escenas de mujeres en jardines, niños y paisajes dominan su temática creando escenas que inspiran tranquilidad y sosiego en la Costa Azul en Francia.

Publicar un comentario