sábado, marzo 15, 2014

Exposición, el Greco vuelve a Toledo


El Greco es un artista inusual en su época, un pintor que se atreve a romper los cánones de su siglo en cuanto a pintura se refiere y se adentra en un mundo muy particular creando figuras con una línea muy particular y con vivos colores. Habría que hablar de color y no de línea, es decir, el Greco pinta con color como lo hicieran dos siglos más tarde los impresionistas y esto es realmente innovador en el Barroco español en el que predominaba el claroscuro y una pintura más oscura y basada más en la línea que en el color.


 El Greco nos presenta las escenas bíblicas desde un punto de vista diferente tanto técnicamente como visualmente y trasladándonos a la época no es extraño que esto chocara. La utilización de colores muy puros y un trazo muy suelto y alargado, cuenta la leyenda que por un problema en la visión del artista aunque también pudiera estar realizado a propósito para ofrecer una perspectiva alargada para el que lo viera ya que la mayor parte de estos cuadros se veían desde abajo dado su tamaño y que por su tema iban destinado a ser colocados en lugares altos. Al ver su pintura es inevitable preguntarse qué hubiera hecho este genial artista en nuestra época o tres siglos más adelante.

 Habrá muchas exposiciones de diferentes tipos en las que se podrá ver varios enfoques de la obra de El Greco una de ellas se puede ver en el Museo de Santa Cruz de Toledo.
Es una buena ocasión para poder ver obra de El Greco jamás vista antes debido a que hay muchos cuadros que provienen de coleccionistas u otros museos internacionales reuniéndose todos y de paso podemos disfrutar de un día en esta ciudad que siempre merece la pena ser visitada.
Publicar un comentario