lunes, febrero 03, 2014

Sorolla y Beruete, dos modos de entender la pintura.


Joaquín Sorolla, Sombra del Puente de Alcántara, Toledo
Aureliano de Beruete, El puente de Alcántara, Toledo
 Aureliano de Beruete era gran aficionado a pasar largas temporadas en Toledo debido a que era una ciudad que le gustaba profundamente sobre todo por la historia que había tenido siglos atrás. Por ello solía regentar un hotel y a su regreso de sus viajes por Europa en Vichy o Londres siempre guardaba unos días para realizar una campaña de pintura en la ciudad imperial y poder pintar diferentes puntos de esta ciudad que sigue teniendo un encanto indiscutible. Durante uno de los periodos que Beruete pasó con su esposa en Toledo invitó previamente a Sorolla a pasar unos días con ellos y pintar juntos del natural diferentes temas de toda la ciudad. Hay una correspondencia muy rica en detalles de Beruete en la que se lo comenta y el artista valenciano acepta pasando unos días los dos juntos pintando obras que hoy podemos contemplar. Aquí es donde comienzan los diferentes puntos de vista acerca de la composición de las obras y la elección del motivo principal. De todas las obras que se pintaron en aquel periodo en Toledo he adjuntado dos muy significativas de los dos pintores para que se puedan apreciar los diferentes puntos de vista que tenían. En el primer cuadro de Sorolla muestra el puente de Alcántar de un modo muy diferente ya que es la sombra del puente sobre el río Tajo lo que muestra. Sorolla decide ser algo menos sobrio en la elección del motivo y propone una visión del lugar desde otro punto de vista. Mientras Beruete realiza una vista del mismo puente como se puede ver en la imagen de más abajo en la que predomina el estilo más histórico de la ciudad con una composición muy equilibrada y unos tonos muy suaves y poco contrastados a diferencia del cuadro de Sorolla que lleva el contraste al límite ofreciendo probablemente una luz de tarde llena de matices y más efectista. Es en este punto donde ambos pintores chocan y discuten estando en desacuerdo sobre la concepción de una pintura a pesar de admirarse mutuamente ya que ambos parten de que la pintura debe contemplar la luz que hay en el momento así como ser lo más fiel posible a lo que vemos en ese momento y representarlo todo tal y como es. Sin embargo este punto en común no les acerca en sus obras y mientras que Beruete es más sereno en sus cuadro representando más la arquitectura de los diferentes lugares, Sorolla hace lo contrario recreando más la situación que el lugar añadiendo figuras a sus cuadros de esta campaña en Toledo como la obra de "El ciego en Toledo" en al que se ve a un ciego avanzando por una cuesta hacia nosotros. En mi opinión ambos artistas son magistrales y lo que los diferencia precisamente les enriquece, no creo que haya que compararlos sino disfrutarlos de modo independiente ya que ambas visiones sobre la pintura son perfectamente aceptables.



Publicar un comentario