jueves, febrero 27, 2014

De la realidad al lienzo.

Presento hoy un nuevo vídeo realizado a partir de fotografías que he realizado y que muchas de ellas han sido empleadas para realizar cuadros. Los cuadros son las impresiones y el punto de vista que tengo de las imágenes y momentos vividos ya que las fotografías son sólo pequeños apuntes que sirven a modo de boceto para componer y ayudar a la composición final del cuadro.

La fotografía ayuda a tratar el cuadro como idea, como motivo que me llama la atención en ese momento pero el resultado final del cuadro será en ocasiones muy diferente ya que se utiliza a modo de boceto ya que hay varios conceptos técnicos en pintura que en fotografía no existen. Este método para pintar un cuadro era utilizado por muchos artistas desde Monet hasta Sorolla en los comienzos de la fotografía y de como muchos artistas se valieron de esta novedosa técnica para crear composiciones y imaginar mejor cómo podría ser el resultado final.

Resulta interesante ver el montaje en el vídeo así mezclando realidad y pintura.

viernes, febrero 21, 2014

Dos cuadros de Barcelona, La Rambla.

Acuarela de la Rambla de Barcelona

Cuadro en acuarela del paseo de las Ramblas de Barcelona
El otro día escribía aquí sobre un par de cuadros terminados del mismo lugar pero de diferente ángulo. Hoy hago algo parecido pero de otro lugar diferente. Si los cuadros del otro día eran de la Puerta del Sol de Madrid los de hoy son del Paseo de las Ramblas de Barcelona. Son dos acuarelas pintadas a diferentes alturas. Los cuadro en general aportan luz y color a uno de los lugares más transitados de Barcelona con un formato bastante apaisado.Está muy bien realizar algunas parejas del mismo lugar en la técnica que se desee tanto oleo como acuarela o a lápiz ya que aportan conocimiento del lugar y poder verlo desde diferentes ángulos siempre es muy enriquecedor sobre todo porque se pueden pintar algunos detalles que antes no habíamos percibido ya que al pintarlos concentramos toda nuestra atención en ello.

miércoles, febrero 12, 2014

La Puerta del Sol, dos cuadros desde dos ángulos

Cuadro de la Puerta del Sol, acuarela
Cuadro de la Puerta del Sol, acuarela 48x36 cms

Cuadro de la Puerta del Sol, acuarela
La Puerta del Sol, acuarela, 48x36 cms
Recientemente he estado explorando los paisajes de Madrid urbano. Me gusta la idea de investigar esta ciudad desde un punto de vista positivo. A menudo se ha retratado a la ciudad de Madrid demasiado gris quizás con un ambiente algo estresante y quiero ofrecer con mis cuadros una visión diferente porque realmente la hay. Presento dos acuarelas de la Puerta del Sol, uno de los lugares más frecuentados de Madrid en el que se cruzan gentes de todas las partes. Un lugar que tiene mucha vida y que está en continuo movimiento pero a pesar de ese movimiento quiero ofrecer una imagen optimista sobre la capital de España, una imagen de ciudad abierta y acogedora que realmente son las características principales de Madrid. Así pues en la primera acuarela muestro la Puerta del Sol desde un punto de vista diferente, desde la fachada del edificio de la Real Casa de Correos con una luz de atardecer que proyecta sobre una de las fachadas del los edificios principales que rodean la plaza y que es el primer punto que nos llama la atención en el cuadro. También destaca en ambos cuadros su pincelada fina y vertical que nos recuerda a los cuadros impresionistas. En el siguiente cuadro el famoso reloj del edificio de la Real Casa de Correos y la moderna estructura de la estación de tren atraen la atención de manera inmediata siendo la gente gran parte fundamental de esta segunda acuarela en la que el colorido de sus ropas hace que el colorido se imponga en esta obra. También las farolas son importantes y el cuadro no sería lo mismo son ellas ya que ofrecen perspectiva a la composición. 

lunes, febrero 03, 2014

Sorolla y Beruete, dos modos de entender la pintura.


Joaquín Sorolla, Sombra del Puente de Alcántara, Toledo
Aureliano de Beruete, El puente de Alcántara, Toledo
 Aureliano de Beruete era gran aficionado a pasar largas temporadas en Toledo debido a que era una ciudad que le gustaba profundamente sobre todo por la historia que había tenido siglos atrás. Por ello solía regentar un hotel y a su regreso de sus viajes por Europa en Vichy o Londres siempre guardaba unos días para realizar una campaña de pintura en la ciudad imperial y poder pintar diferentes puntos de esta ciudad que sigue teniendo un encanto indiscutible. Durante uno de los periodos que Beruete pasó con su esposa en Toledo invitó previamente a Sorolla a pasar unos días con ellos y pintar juntos del natural diferentes temas de toda la ciudad. Hay una correspondencia muy rica en detalles de Beruete en la que se lo comenta y el artista valenciano acepta pasando unos días los dos juntos pintando obras que hoy podemos contemplar. Aquí es donde comienzan los diferentes puntos de vista acerca de la composición de las obras y la elección del motivo principal. De todas las obras que se pintaron en aquel periodo en Toledo he adjuntado dos muy significativas de los dos pintores para que se puedan apreciar los diferentes puntos de vista que tenían. En el primer cuadro de Sorolla muestra el puente de Alcántar de un modo muy diferente ya que es la sombra del puente sobre el río Tajo lo que muestra. Sorolla decide ser algo menos sobrio en la elección del motivo y propone una visión del lugar desde otro punto de vista. Mientras Beruete realiza una vista del mismo puente como se puede ver en la imagen de más abajo en la que predomina el estilo más histórico de la ciudad con una composición muy equilibrada y unos tonos muy suaves y poco contrastados a diferencia del cuadro de Sorolla que lleva el contraste al límite ofreciendo probablemente una luz de tarde llena de matices y más efectista. Es en este punto donde ambos pintores chocan y discuten estando en desacuerdo sobre la concepción de una pintura a pesar de admirarse mutuamente ya que ambos parten de que la pintura debe contemplar la luz que hay en el momento así como ser lo más fiel posible a lo que vemos en ese momento y representarlo todo tal y como es. Sin embargo este punto en común no les acerca en sus obras y mientras que Beruete es más sereno en sus cuadro representando más la arquitectura de los diferentes lugares, Sorolla hace lo contrario recreando más la situación que el lugar añadiendo figuras a sus cuadros de esta campaña en Toledo como la obra de "El ciego en Toledo" en al que se ve a un ciego avanzando por una cuesta hacia nosotros. En mi opinión ambos artistas son magistrales y lo que los diferencia precisamente les enriquece, no creo que haya que compararlos sino disfrutarlos de modo independiente ya que ambas visiones sobre la pintura son perfectamente aceptables.



sábado, febrero 01, 2014

El atractivo del motivo en un cuadro

 Es muy posible que la fuerza y motivos que me empujen a pintar un cuadro ya sea en oleo o acuarela o simplemente un dibujo sean quizás el capturar pequeños momentos de la vida. Momentos cotidianos  que a simple vista en nuestra rutina o vida diaria no sean muy atractivos para nosotros pero que una vez que superamos esa barrera y nos ponemos a pintar vemos los interesantes que se vuelven y más cuando acabamos el trabajo realizado y vemos que el momento que en un principio nos parecía demasiado vulgar para llevarlo al lienzo de repente se convirtió en algo muy interesante. Esto ya lo hacían los impresionistas saliendo de al composición y motivo establecido en su época y pintando a personas o situaciones cotidianas con un punto de vista que nos muestran de modo casi fotográfico una situación concreta. Y es que la invención de la fotografía y la pintura impresionista van casi de la mano siendo muy complementarias ambas disciplinas.
Pero como decía al principio en mi pintura es muy probable que el impulso venga de retratar situaciones cotidianas, quizás porque nuestra vida está llena de estos momentos y es realmente bonito poder pintarlos.