miércoles, julio 24, 2013

Un recuerdo para Sorolla en verano

Los años han pasado pero la luz es la misma. Cuando se viaja al levante, a las playas de Valencia, Alicante o Castellón se puede percibir la luz del Mediterráneo que tantas veces Sorolla pintó. En las fotografías que muestro a continuación se puede ver alternadas algunas reales y otras de cuadros que Sorolla pintó del natural en su día. Todavía me asombro al ver la inmensa obra con un gran número de obras y a la vez con tanta calidad ejecutada en el momento y con las incomodidades de la época en que fueros pintadas, es decir había que desplazarse con todo el material en carros hasta el lugar, en este caso la playa con un ayudante para portar todo llo necesario, luego montar el lienzo y ajustarlo bien con contrapesos y parasoles para evitar sombras y exceso de luces y luego pintar en algunos casos cuadros de gran formato, algo que conlleva gran dificultad.
Pero aquí lo que me gustaría mostrar es la capacidad que Sorolla tenía para tener un buen ojo con los temas elegidos ya que en muchos casos pareciera que llevara una cámara de fotos en vez de unas telas y colores ya que el encuadre y la luz es muy fotogénica como es el caso de algunos de estos cuadros. Las fotos que he puesto las he realizado en los últimos días y como se puede apreciar se acercan mucho a la composición de algunas de las pinturas de Sorolla.
La luz de mañana típica en el Mediterráneo creando una serie de brillos y contraluces inconfundibles y tomadas desde un punto de vista alto en un plano picado desde lo alto del escalón que tienen muchas de estas playas encuadramos a la figura sin apenas cielo con la mirada hacia abajo.
Sorolla tomó unas escenas de la vida diaria y las convirtió en obras de arte. También sucedió esto con Velázquez en el siglo XVII y Goya en el XIX que fueron reporteros de su tiempo con pincel en mano. En general la corriente impresionista también optó por representar escenas de la vida diaría, encuadres poco corrientes en la época en pintura, siendo muy criticados al principio. Creo que es todo un acierto el poder representar este tipo de momentos fugaces sobre un lienzo. Espero que os guste este pequeño experimento entre la realidad y la pintura.































viernes, julio 19, 2013

Los colores oscuros en pintura


Siempre en pintura hay una tendencia a crear los colores oscuros demasiado opacos, es decir, sin mucha vida. Los colores oscuros tienen mucha importancia ya que si recreamos esos valores con más realismo ofrecerán a nuestra composición más armonía, por eso siempre hay que procurar informarse bien en cuanto a los colores oscuros que utilicemos en nuestros cuadros.
Aquí ilustro lo que quiero decir con un par de ejemplos de dos cuadros que eh terminado recientemente y en los que en ambos he utilizado colores y tonalidades oscuras.
Son dos paisajes al óleo de pequeño formato que he realizado recientemente y que tienen como



motivo en el primer caso un anochecer y en el segundo caso una escena nocturna en la que se ve la luna como ilumina el cielo de tonos azulados. Quizás sea en el primer paisaje donde se puede apreciar mejor a través de la fotografía lo tonos de los árboles, los diferentes valores que componen el cuadro y la importancia de los tonos oscuros en este oleo ya que como comentaba antes no llegan a ser opacos sino que tienen algo de vida, algo de luz para que el claro del cielo haga su función, es decir que unos colores funcionen junto con otros en armonía.



lunes, julio 08, 2013

Momentos inolvidables retratados al óleo


Como todo el mundo, los artistas también tenemos momentos inolvidables en nuestras vidas, quizás seamos muy sensibles a estos aconteciemientos. En mi caso el momento que muestro convertido en un cuadro al óleo tuvo lugar hace unos años en una playa un día de veranos cuando mi hija mayor dió sus primeros pasos. Decidí fotografíar el momento y de este modo realizar un cuadro al óleo con una técnica muy rápida para retratar ese momento. Mi mujer le ayuda a caminar, a dar sus primeros pasos en la vida mientras mi sombra se aprecia en la zona baja del cuadro. La luz hizo también su trabajo ya que el momento fué iluminado por la luz e la tarde que sin duda aporta su granito de arena a todo el cuadro. Este tipo de retratos o de escenas dentro de un momento especial siempre se sale del un retrato al óleo al uso y es muy reconfortante realizarlos.
Información y contacto: ruben@rubendeluis.com